Elegir tu colchón

Todos sabemos que asegurarte un buen descanso es una de las claves más importantes para la salud y la calidad de vida. Pero no siempre sabemos qué tipo de colchón es el que mejor nos viene y nos hará tener un sueño profundo. En Koltxoi Leku te contamos algunas de las claves impreescindibles para conocer cuál sería tu colchón ideal.

En nuestra tienda solo trabajamos con marcas premium porque sabemos la importancia de tener un buen colchón. Con la salud no se juega y debemos darle valor al hecho de pasar 8 horas al día sobre una misma superficie. Necesitamos estar seguros de que tendrá la calidad óptima para nuestra espalda y nuestro descanso.

Así que os contamos algunas de las claves a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro compañero de sueño:

  • LA POSTURA.
    Hay tantas posturas para dormir como personas en el mundo. Cada uno nos sentimos cómodos en una posición diferente. Incluso una misma persona puede adoptar varias posturas a lo largo de la noche. Pero a grandes rasgos, sí podemos recomendar que las personas que disfrutan durmiendo boca arriba deberían elegir colchones más duros que los que descansan de lado. Para estos últimos será ideal un colchón con menor firmeza que les permita adoptar una posición cómoda con el hombro sin dañar su cuello.
  • EL PESO.
    Otro factor importante es el peso ya que éste repercutirá en la profundidad y hundimiento de nuestro colchón. Por lo que, independientemente de nuestros gustos, tenemos que tener en cuenta los kilos que nos acompañan. Una persona con mucho peso deberá tender a elegir colchones más firmes que una de bajo peso ya que, si se hundiera mucho, podría verse afectada la espalda, incluso llevándole a lesiones crónicas.
  • LA TEMPERATURA CORPORAL
    Pues no solo tenemos que pasar por la báscula antes de elegir un colchón sino que tendremos que medirnos nuestra temperatura corporal media. Los estudios demuestran que las personas con mayor temperatura corporal y tendentes a ser más frioleras descansarán mejor sobre colchones de materiales más densos como el latex o o el viscolástico. En cambio, para las personas calurosas, serán mejores los colchones de muelles porque, al tener una mayor ventilación interna, resultan bastante más frescos.
  • EL MOVIMIENTO
    Si eres de los que durante la noche no paras quieto deberás saber que es recomendable un colchón con mayor firmeza para que los múltiples movimientos que realizas durante la noche no le supongan mucho esfuerzo a tu cuerpo. Si, por el contrario, eres de los que caes en coma profundo y no te mueves lo más mínimo, podrás permitirte un colchón más blando que recoja mejor el contorno de tu figura y quede mejor posicionada.

Estos cuatro factores son fundamentales a la hora de elegir un colchón ideal aunque hay muchos otros que no debemos pasar por alto como las alergias (asma, polvo etc), las medidas adecuadas según nuestra altura y movilidad, si ya padecemos alguna lesión física, la forma de nuestra columna…Todo puede influir en que nuestra elección sea la correcta.

No obstante, elijas el colchón que elijas, deberá acompañarse siempre de una buena base de cama y una buena almohada para obtener el éxito asegurado. Pregunta a los expertos en la tienda para que te ayuden a complementar tu colchón con los aliados adecuados. En Koltxoi leku estaremos encantados de asesorarte.