Cambiar el colchón

¿Cada cuánto tiempo es recomendable cambiar de colchón?, ¿Cómo sé si mi colchón necesita ser renovado?, ¿Es cierto que debo dar la vuelta al colchón cada cierto tiempo?

Hoy resolvemos algunas de estas cuestiones sobre la vida útil de un colchón.


Como ya hemos comentado en otras ocasiones, nos pasamos un tercio de nuestra vida sobre el colchón por lo que es algo a lo que debemos dar vital importancia. Muchas personas se levantan con dolores de espalda y cabeza y no lo vinculan al soporte que les ha mantenido sobre las últimas 8 horas…¿De verdad no es algo obvio?

Y, aunque ese problema lo podemos resolver con un colchón de calidad la pregunta vuelve a surgir y es que ¿cada cuánto tiempo es recomendable cambiar un colchón para mantener sus funciones saludables?

Según la National Sleep Fundation, la vida útil de un colchón oscila alrededor de los 8 años. Pero dependerá de muchos otros factores para asegurar su funcionalidad. Por ejemplo, algunos expertos consideran que este tiempo se reduce considerablemente en el caso de personas de más de 60 años, porque el cuerpo puede necesitar una mayor firmeza en la base para asegurar su descanso.

La Asociación Española de la Cama (ASOCAMA) lleva dos décadas avisando que tener un colchón con más de 10 años es como no tener ninguno. Para eso sería casi más saludable dormir en el suelo. En su página web disponen de un formulario para ayudarte a tomar la decisión de cambiar de colchón en caso de necesitarlo.

Pero como no todo en esta vida es la edad sino la actitud, con los colchones pasa lo mismo. No solo debemos prestar atención a los años de vida de nuestro colchón sino también al uso y cuidado que se le da durante todo ese tiempo. Analizar los signos del desgaste serán la clave para determinar si debo cambiar de colchón o no. ¿Y qué signos son esos?

SIGNOS DEL DESGASTE DE UN COLCHÓN

  • DOLOR MUSCULAR O CANSANCIO. Cómo decíamos, un gran indicador que nos muestra que debemos cambiar el colchón es nuestra propia salud física. Si al levantarte te notas cansado, como si no hubieras descansado bien o te duele la espalda, el cuello o la cabeza, es muy probable que tu colchón te esté diciendo que es hora de renovarlo. ¡Escucha a tu propio cuerpo y acertarás!
  • EMPEORAMIENTO DE LAS ALERGIAS Y/O EL ASMA. Según un estudio sobre la Distrubución y determinantes del polvo doméstico, se establece que cuánto más viejo es un colchón mayor es el acopio de los ácaros del polvo en sus fibras y por tanto, mayor será la alergia que le pueda provocar al usuario. Este problema afectará solo a las personas con especial sensibiliadd al polvo o los que paezcan asma. Aún así, es cierto que los mejores fabricantes de colchones ya llevan tiempo sacando productos antialérgicos y transpirables para mejorarle la vida a las personas que padecen este tipo de enfermedad. Si quieres optener más información sobre este tipo de colchones para alérgicos no tienes más que preguntarnos en Koltxoi leku, estaremos encantados de ayudarte.
  • RUIDOS EN LOS COLCHONES CON MUELLES. Que cada vez que te muevas escuches ruidos de los muelles del colchón, aunque pueda resultar algo musical no es nada recomendable y es un signo claro de que necesitas renovar el colchón. El ruido nos dice que su material empieza a estar desgastado y por tanto no va a ejercer la función de soporte que debería.
  • HUNDIMIENTO Y BULTOS. Es completamente normal que, con el paso del tiempo, nuestro colchón empiece a hundirse y le aparezcan algunos bultos en las zonas donde más nos apoyamos. Hay que tener en cuenta que casi siempre dormimos en la misma postura y que el peso de nuestro cuerpo va deformando las fibras del colchón en los puntos más frecuentados. Pero que sea algo normal no significa que sea saludable. Si nuestra columna pasa 8 horas al día sobre una estructura cada vez más deforme notaremos el resentimiento en nuestra salud física y, posteriormente, psicológica. Para ralentizar este problema veremos que muchos fabricantes recomiendan girar y voltear nuestro colchón cada cierto tiempo.

Otros factores a tener en cuenta:


USO DEL COLCHÓN

Como casi cualquier cosa en la vida, cuánto más tiempo se usa más rápido se desgasta. No será lo mismo un colchón que utilizamos para dormir todos los días que otro que tengamos en una segunda o tercera vivienda y solo hagamos uso de él en temporadas vacacionales o fines de semana. Ten este factor también en cuenta a la hora de decidir si necesitas cambiar de colchón o no.

MATERIAL DE FABRICACIÓN DEL COLCHÓN

No todos los tipos de colchones son iguales y por tanto no duran lo mismo. El material del que estén fabricados puede alterar bastante el tiempo de vida de un colchón. Es importante saber que una buena calidad suele ser sinónimo de una mayor durabilidad y nosotros, en Amuebladora Mondragonesa, solo trabajamos con marcas premium que aseguran una alta calidad del producto. La decisión sobre el material del que está fabricado un colchón suele ir más vinculada a los gustos y preferiencias de cada usuario. En este artículo podrás conocer qué tipos de colchones existen y cuáles son más recomendables según tus necesidades.

Los expertos recomiendan que para prolongar la vida de un colchón lo mejor es cuidar su mantenimiento y así evitar el desgaste prolongado por hundimiento. Para ello, una de las soluciones que proponen es el giro y el volteado del colchón.

La diferencia entre girar y voltear un colchón es bien sencilla. Girar un colchón es, por ejemplo, poner la parte que normalmente está en la cabeza a los pies y voltear un colchón sería darle la vuelta, manteniendo estable la parte de la cabeza y de los pies pero mostrando esta vez la cara interna del colchón, la que normalmente roza el somier.

Con esta imagen se entiende este concepto perfectamente y además recomienda los meses del año donde es mejor hacer esta tarea de mantenimiento del colchón:

Haciendo este giro y volteo de manera regular a lo largo del año ayudará a que el desgaste de nuestro colchón sea menos rápido. Los fabricantes recomiendan hacerlo con especial atención durante el primer año de vida del colchón pero, si no ha sido tu caso, mejor empezar tarde que dejarlo pasar y tener que cambiar el colchón solo por el hundimiento y la deformidad de sus materiales.

Así que con esto ya te damos varias ideas de cómo mantener y conservar mejor tu colchón en el tiempo y los indicadores más comunes para saber cuándo renovarlo. Esperamos haberte ayudado pero no obstante, para cualquier duda, estamos a tu disposición en nuestra tienda de la c/Zigarrola 1 en Arrasate, Mondragón.