10 ideas para decorar tu casa en Halloween

Halloween es una de esas fiestas que hemos exportado de otras culturas pero que nos encantan porque se trata de una excusa más para celebrar junto a los tuyos y darle a tu casa un toque en decoración diferente que nos hace escapar de la rutina. Si te apetece decorar tu casa en halloween sigue leyendo porque te damos 10 ideas para darle un aire algo terrorífico pero de forma elegante y sin que tu hogar parezca un parque temático.


1. FLORES SECAS

No hay nada más propio del “Día de los Muertos” que las flores y es un elemento que acompaña muy bien la decoración del hogar en cualquier estancia. Para Halloween, diseca un ramo de flores en tonos oscuros como el granate, los azules o incluso rosas negras o naranjas y le darás un toque elegante y terrorífico a tu casa. Además, si te gustan las puedes dejar el resto del año porque es un elemento atemporal.


2. CALABAZAS A TU ESTILO

La calabaza es el elemento estrella de Halloween, además de ser una fruta de temporada. Si, has leído bien, a pesar de lo que se pueda pensar, la calabaza es una fruta. Prueba a decorarlas a tu gusto pintándolas y añadiéndoles elementos diferentes. Así, no solo pasaras un rato agradable elaborando esta manualidad, sino que el resultado ¡te encantará! Olvida las clásicas perforaciones para crear caras y atrévete con un diseño más cool que encaje con el decorado de tu casa y tu estilo propio.


3. ACABADOS OSCUROS

Si hay un momento del año para utilizar alegremente esos acabados oscuros, ese es Halloween. Perfecto para los más prácticos ya que este tipo de acabados resisten muy bien el paso del tiempo, requieren menos mantenimiento y le dan mucha personalidad a tus ambientes. Prueba con un sofá en tonos negros, una mesa oscura en medio de una sala con elementos claros o simplemente atrévete con la oscuridad en los complementos decorativos. ¡Crea contrastes y acertarás!


4. VELAS

Otro elemento que no desentona en cualquier momento del año y que, además, le dará un aire íntimo y acogedor a tu casa serán las velas. Muy propias de Halloween para crear ese ambiente tenebroso pero que se convertirán en la guinda del pastel de una mesa, un dormitorio o un salón en el que relajarte.


5. LOS GATOS

Los gatos negros son tendencia así que en Halloween no puede faltar uno en tu decorado. Puedes emplearlos como quieras, en acabados de sofás, cojines, mantelería o márcarte un cuadro moderno con una sola imagen que le dará ese toque tenebroso pero chic a tu decoración de interior.


6. CALAVERAS DECORADAS

Si eres de los que te gustan las calaveras este es un buen momento para sacarlas del armario. Según la tradición mejicana las calaveras son una crítica al concepto de “vivir de las apariencias” y a la importancia desmedida hacia los bienes materiales. Algo muy interesante para contar a tus invitados…Así que anímate a decorarlas a tu gusto y darle a una mesa o una estantería un aire de Halloween crítico y personal.

7. DECORA EN FAMILIA

Halloween, a pesar de su oscuro significado, se ha convertido en una fiesta divertida para los más pequeños por lo que puede ser un momento perfecto para hacer planes en familia y tener entretenidos a tus hijos. Decora tu casa con elementos sencillos e involucra a tus pequeños para que se sientan partícipes del decorado del hogar. ¿Una puerta momia? ¿Una cadeneta de murciélagos? Échale imaginación y enseña a tus hijos el DIY como estilo de vida.


8. EFECTOS LUMINOSOS

Las luces no son solo para navidad, ya hace tiempo que empezaron a utilizarse fuera de esta temporada festiva en terrazas y balcones para crear nuevas estancias luminosas en tu casa. En Halloween también son un elemento importante tanto para resaltar algunos decorados como para crear espacios lumínicos nuevos. Anímate con cadenas de luces pequeñas acompañando una estantería o ilumina una pared o ventana. ¡El efecto es asombroso!


9. ¡A LA MESA!

En Halloween, al igual que en cualquier festejo, se aprovecha para reunirse en familia o con amigos y darse un buen banquete. Es por esto que la mesa puede convertirse en el lugar de máxima visibilidad para nuestros decorados. Compra una tela divertida con el estampado que más te guste y créate un mantel personalizado que a nadie deje indiferente. O añade elementos de Halloween como centro de mesa. Algo cómodo, fácil de hacer y con el que das un toque decorativo sin tener que poner tu casa patas arriba.


10. UNA BIENVENIDA DE MIEDO

Si no te apetece decorar tu casa al estilo Halloween pero si quieres que lo parezca, no hay nada como la entrada para poner un elemento del terror y dejarles claro a tus vecinos e invitados la temporada en la que nos encontramos. Esto es aplicable a cualquier estación o festejo. En Navidad pones una corona en la puerta, en Semana Santa unos huevos de colores y Halloween pues ¡la imaginación al poder!